Biografía

Aida Bañuelos [Madrid, 1986]

www.aidabanuelos.com

Licenciada en Bellas Artes por la UCM de Madrid, Freie Kunst, en la ABK, Stuttgart, Alemania. En su trabajo muestra un gran interés por el ser humano y su búsqueda en la sociedad de consumo. Trabaja en diversos formatos: fotografía, video, instalación, pintura, etc. Ha sido premiada en numerosas ocasiones y ha recibido varias becas como Beca Erasmus en la ABK, Stuttgart, Alemania 2008, becada por la Facultad de Bellas Artes de Madrid en Ayllón, Segovia 2008, Seleccionada en el IV Certamen Nacional de Pintura de Guadarrama, Madrid, 2007. Ha participado en exposiciones colectivas e individuales, entre las que destacan Fondue, sala No-Lugar–Guapulo de Quito, Ecuador, 2010, De la cocina al salón, Intransit, Centro de Arte Complutense, Madrid, 2010, Kubik, Galería estatal de Reutlingen, Alemania, 2010, Fondue portad de la revista de Arte Sonnendeck del estado de Baden-Würtemberg, 2010. Exposición Becarios, sala de exposiciones Facultad de Bellas Artes de Madrid, 2009, Exposición Becarios, Galería Ángeles Penche de Madrid, 2009, Überlagerungen, Galería Per-Seh de Hannover, Alemania, 2010. En la actualidad se encuentra en Berlín con una Beca Leonardo, de prácticas en la Galería DNA de Berlín.

 

 


Statement

El trabajo en el que me he visto involucrada en este último tiempo, nace de la perplejidad que me produce el ser humano en su relación con los objetos. De la necesidad que sentimos por ellos. Es un trabajo que está cargado de ironías, que pretenden poner de manifiesto lo absurdo que se ha vuelto el ser desde que busca su esencia entre sus posesiones. Son ironías a modo de preguntas que el espectador debe plantearse. Un al revés te lo digo para que me entiendas, buscando crear la peor de las controversias. Es por un lado un trabajo bello y delicado pero a la vez ridículo o anti-ecológico. Es lo que es, exactamente nuestro consumo. He trasladado casi en su totalidad el ser del hombre al ser del objeto, a veces incluso eliminando al hombre por completo. He trabajado los sentimientos de estos hacia las cosas inertes y de las cosas inertes entre sí, y he creado una nueva vida en la que el amor con los elementos cotidianos es posible, o en la que los propios elementos pueden amarse.

No hay hombres únicos ni objetos de lujo, los supuestos objetos de lujo son elementos cotidianos que la producción en masa nos ha dado y los hombres son seres del mismo modo seriados que tratan de encontrar el accesorio que les confiera la unicidad. El objeto cotidiano por su parte goza del lujo de la vida y el éxito reproductivo, hasta el final de sus días y cual ser importante en la tierra, merece un lugar donde descansar en paz. Es un trabajo inquietante y divertido lleno de dobles giros, cargado de controversia, que pretende sacudir al espectador una vez más y hacer que se replantee de nuevo el mundo y sus necesidades.



Dossier

Descargar Dossier PDF