Biografía

María Sánchez [Guadalajara, 1985]

www.mariasanchezgarcia.com

Intrépida artista visual licenciada en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid (2003-08) tras haber estado cursando un año una beca Erasmus en Haute École d’Art et de Design (HEAD) en Ginebra, Suiza dentro de la especialidad Critical, Curatorial y Cibermedia. Tiene un Máster Oficial en Mercado de Arte y Gestión de Empresas Relacionadas en la Universidad Antonio de Nebrija, Madrid 2009, y ha asistido anteriormente a otros cursos tanto en España como en el resto de Europa, véase Central Saint Martins College of Art&Design, Université de France, UIMP, etc. Actualmente es alumna de Doctorado en la Facultad de Bellas Artes de la UCM dentro del Departamento de Sociología, donde está desarrollando su tesis doctoral investigando los vínculos entre el Arte y las redes sociales. Ha mostrado su trabajo en diferentes ocasiones y en distintos países (España, Francia, Suiza, Finlandia, Canadá...) así como ha tenido contacto con el mundo laboral dentro del mercado del arte, galerías, como Community Manager (especializada en Arte), y en otros puestos del sector.

 

 


Statement

El arte justifica su inmoralidad al devolver sus bienes a la ética. Rohmer; El ser y la realidad son puros sin sentido, lo qué tiene sentido y lo devuelve es el existente, el hombre. Lévinas. Cuando la experiencia se acerca espontáneamente se llama azar; cuando ha sido buscada se llama experimento: se puede partir desde el estado de crisis que nos ha ocultado la experimentación y considerarla como motivación fundamental desde donde desafiar la vida. Me interesa ver lo que pasa, incluso cuando no pasa nada. Me interesan las relaciones, casi lo hacemos todo a causa de las personas, porque las queremos, o porque no las queremos nada. Desarrollo mi trabajo a partir de la acción, porque su primer terreno es el cuerpo, lugar político y de resistencia. Observo la intimidad, es insondable, admite una profundidad sin límites teóricos, genuina e incapaz de ficción, desde donde parte nuestra proyección a lo social. Miro el deseo que transborda la intimidad hacia lo público y privado y marca direcciones que configuran la identidad. Pero la identidad sólo puede constituirse a partir de la mirada del otro: es frente a ella que nos desvelamos vulnerables y comprensibles, somos traspasados. Me fijo en la relación entre intimidad, identidad y mirada.

Soy sujeto contemporáneo, mi imaginario es inquieto. Acabo por trabajar con imágenes. Desde ellas derivamos nuestra identidad, pero es la mirada quien las define. Puedes apropiarte de las imágenes y maltratarlas. Cada uno selecciona imágenes y las conecta con su propia historia. Ya que la mirada y el uso definen el significado de la imagen, se puede decir que el poder de las imágenes es relativo. Sin nuestra imaginación la imagen es impotente. Cada vez que miras algo, lo cambias: también el ready-made es performativo. Se podría dejar más espacio al azar, quizás sea lo único que podría dártelo todo. En definitiva, habrá que asimilar la posibilidad constante de precariedad donde la presencia y la ausencia son inmanentes; pero ¿podemos soportar que nuestra identidad esté siempre por venir, por construirse, por llegar? Actualmente estas inquietudes, junto al desasosiego por lo que no puede ser dicho, alimentan mi investigación.



Dossier

Descargar Dossier PDF