Biografía

Michela Depetris [Italia, 1984]

www.micheladepetris.com

Licenciada en Bellas Artes en Torino. Diplomada en el Máster de Artes Escénicas y Cultura Visual, Universidad de Alcalá de Henares y Museo Reina Sofia, Madrid. Basa su investigación en la performance como instrumento del pensamiento más que como género de producción de arte. Apoya la experimentación en vídeo, fotografía y audio. Utiliza la Polaroid. Reflexiona sobre la idea de deseo como lugar fronterizo y del cuerpo como lugar político. Participa en exposiciones colectivas europeas como Jeunne Création Européenne; 6Cuerpos, Murcia; Ghost Track, Torino; Platform Young Performance Artists, Berlín. En 2010 ha sido seleccionada por el Mugatxoan, Fundaçao de Serralves, Oporto. En Madrid participa en proyectos colectivos como Linha de Fuga, presentado en Sismo y LCE; Ana Pasadena, en Escena Contemporánea y La Comunidad Utópica, todavía en proceso.

 

 


Statement

El arte justifica su inmoralidad al devolver sus bienes a la ética. Rohmer; El ser y la realidad son puros sin sentido, lo qué tiene sentido y lo devuelve es el existente, el hombre. Lévinas. Cuando la experiencia se acerca espontáneamente se llama azar; cuando ha sido buscada se llama experimento: se puede partir desde el estado de crisis que nos ha ocultado la experimentación y considerarla como motivación fundamental desde donde desafiar la vida. Me interesa ver lo que pasa, incluso cuando no pasa nada. Me interesan las relaciones, casi lo hacemos todo a causa de las personas, porque las queremos, o porque no las queremos nada. Desarrollo mi trabajo a partir de la acción, porque su primer terreno es el cuerpo, lugar político y de resistencia. Observo la intimidad, es insondable, admite una profundidad sin límites teóricos, genuina e incapaz de ficción, desde donde parte nuestra proyección a lo social. Miro el deseo que transborda la intimidad hacia lo público y privado y marca direcciones que configuran la identidad. Pero la identidad sólo puede constituirse a partir de la mirada del otro: es frente a ella que nos desvelamos vulnerables y comprensibles, somos traspasados. Me fijo en la relación entre intimidad, identidad y mirada.

Soy sujeto contemporáneo, mi imaginario es inquieto. Acabo por trabajar con imágenes. Desde ellas derivamos nuestra identidad, pero es la mirada quien las define. Puedes apropiarte de las imágenes y maltratarlas. Cada uno selecciona imágenes y las conecta con su propia historia. Ya que la mirada y el uso definen el significado de la imagen, se puede decir que el poder de las imágenes es relativo. Sin nuestra imaginación la imagen es impotente. Cada vez que miras algo, lo cambias: también el ready-made es performativo. Se podría dejar más espacio al azar, quizás sea lo único que podría dártelo todo. En definitiva, habrá que asimilar la posibilidad constante de precariedad donde la presencia y la ausencia son inmanentes; pero ¿podemos soportar que nuestra identidad esté siempre por venir, por construirse, por llegar? Actualmente estas inquietudes, junto al desasosiego por lo que no puede ser dicho, alimentan mi investigación.



Dossier

Descargar Dossier PDF